La cerámica de la comunidad de Mata Ortiz es considerada como una de las más finas obras de arte en el mundo, la complejidad de su elaboración y sus innovadores diseños son los principales atractivos de esta artesanía. Las técnicas ancestrales para realizar estos objetos fueron redescubiertas por Juan Quezada que ha alcanzado renombre internacional y quien además tuvo la visión de compartir primero con sus  familiares y luego con el resto de la comunidad, sus experiencias en la producción de piezas únicas.

El que catapultó esta artesanía a nivel mundial fue el antropólogo Spencer MacAllum, quien por casualidad se encontró con  piezas  que tenían un estilo del arte de  las ruinas de Paquimé, muy cercanas al pueblo.

Hoy los ceramistas de Mata Ortiz logran verdaderas piezas de arte contemporáneo basadas en una técnica prehispánica de alfarería, ya que en la elaboración de estas piezas no se utiliza ningún instrumento  sofisticado (ni siquiera el tradicional torno con que se asocia al alfarero).

Por todo ello podemos decir que "La magia de la cerámica de Mata Ortiz reside en cómo un pueblo supo leer su historia en la tierra y no se conformó en conocerla o preservarla, sino que buscó el modo de continuar escribiéndola. El pasado prehispánico de la cerámica de Paquimé no es un espíritu que haya muerto: sólo tomó una siesta de setecientos años y despertó, con renovado vigor, a continuar plasmando su legado a través de las manos de los hombres y mujeres de barro". 

www.turevistalatina.com

Gente del Barro: La Cerámica de Mata Ortiz