El tallado en piedra es una actividad de origen prehispánico que perdura hasta nuestros días. Las comúnmente llamadas piedras, se dividen en rocas y minerales a los que pertenece la Rodocrosita que se presenta en capas o costras de estructura bandeada con superposición de bandas rosadas de distintas tonalidades de claras a oscuras y separadas entre sí por un material blanco a grisáceo, en México suele aparecer en el estado de Chihuahua, hay ejemplares muy bellos que una vez pulidos se emplean en joyería y ornamentación. 

Ónix es una piedra volcánica considerada como semipreciosa por sus atractivas tonalidades y calidad en su pulido, existen diferentes tipos de ónix por todo el mundo los que se extraen del subsuelo de México poseen una transparencia especial muy útil para utilizarse en el sector iluminación. Se parte del bloque de ónix que se corta, se pule, para luego unirse dándole sencillas formas en las que lo que realmente resalta son las vetas y la transparencia de la piedra, por sus propiedades la podemos utilizar tanto para la decoración interior como exterior.