"La Catrina" como uno de los símbolos dentro de toda la cosmovisión y cultura mexicana frente a la muerte fue bautizada como tal por el muralista Diego Rivera, su creador fue José Guadalupe Posada quien la llamó Calavera Garbancera haciendo una crítica a muchos mexicanos del pueblo quienes siendo pobres querían aparentar un estilo de vida europeo que no les correspondía.

La producción de las Catrinas de Barro es una alternativa artesanal de los alfareros de Capula Michoacán, son esculturas trabajadas con la técnica del pastillaje ( que consiste en aplicar pedacitos de barro sobre la pieza base e ir afinando los detalles) cocidas al natural o vidriadas; algunas son pintadas con engobes de colores y otras decorads en frío con pinturas acrílicas o vinílicas.